ABLACIÓN DEL CONDUCTO AUDITIVO EXTERNO

 

 

 

 

Esta fue una Yorkshire terrier hembra de 4años y unos 3kg. Cuando la valoramos presentaba un crecimiento coliforme que ocupaba todo el conducto auditivo vertical en ambos oídos.

Le había ido creciendo en unos meses, y arrastraba una otitis externa crónica, que no había respondido a los tratamientos previos aplicados por su veterinaria. Últimamente también presentaba un ladeo de cabeza hacia la izquierda.
Llegados a este punto se propuso la ablación del conducto auditivo externo izquierdo, que estaba peor, junto con una osteotomía lateral de la bulla timpánica y lavado de la misma. Así como la aplicación de un drenaje.


Ésta es una cirugía delicada, debido a la proximidad de estructuras nerviosas (N.Facial, N. Aurículopalpebral, y aurículotemporal), vasculares(A. Auricular cauda, A. temporal superficial, A. Maxilar y A. Carótida ext.) y la Gl. Parótida. 


Requiere planificación previa con antibióticos, (que se cambiarán si es necesario tras los resultado del cultivo+antibiograma de las muestras intraquirúrgicas); y posterior ya que es altamente dolorosa.

Los animales pierden la capacidad auditiva, aunque en la mayoría de casos ya está bastante comprometida.
En este caso la evolución fue muy buena, ya que la perrita comenzó a comer al día siguiente sin signos de dolor, y la herida cicatrizó en 10días sin complicaciones. El ladeo de cabeza desapareció.

Hospital Veterinario Cantabria                                                                                                                 SOLVET (Soluciones Veterinarias en Cantabria)