FRACTURA DE TIBIA SIN ABRIR FOCO

 

Este es el caso de Diana, perra mestiza de unos 15kg y casi 2años de edad.

 

Diana había estado perdida unos diez días, y apareció en muy malas condiciones y con una fractura de tibia, diafisaria media conminuta.

Cuando recuperó un poco la condición corporal se la intervino de la fractura.


Se optó por una placa puente reforzada para salvar el gran espacio con fragmentos irreducibles y aportar buena estabilidad.

Para su implantación se practicaron dos incisiones en las zonas metafisarias hasta el periostio, y un túnel entre ambas con un elevador MIPO (Osteosíntesis con Placas mediante Mínima Invasión).

Esto permite pasar la placa y tomar las referencias para moldearla sin tocar el foco de fractura, que debido al tiempo transcurrido, ya estaba en fase de cicatrización. 


Una vez conseguido esto, se redujo la fractura en la medida de lo posible, ya que la fibrosis entre fragmentos y la contractura muscular, impedían que se consiguiera dejarlo mejor sin entrar a movilizar los múltiples fragmentos del foco, con el consiguiente riesgo de desvitalizarlos que eso conlleva.

Se atornilló la placa con tornillos de 3.5mm comprobando que se mantenía una buena estabilidad y que la alineación articular entre rodilla y tarso era correcta. 

Se cerraron las dos incisiones con material monofilamento absorbible y la piel con grapas.

 

La evolución posoperatoria fue muy buena.

Hospital Veterinario Cantabria                                                                                                                 SOLVET (Soluciones Veterinarias en Cantabria)